Los Populares de A Guarda, junto a Converxencia Galega, fuerzas políticas que constituyen parte de la oposición en el Concello de A Guarda, han solicitado la celebración urgente de un pleno extraordinario para tratar la situación actual del servicio en la Piscina Municipal, cuya gestión y adjudicación por contrato público está en manos de la empresa Transgalaica, SL., dado que la empresa ha comunicado su intención de abandonar el servicio de forma inminente por las pérdidas económicas derivadas del Covid-19.

Fuentes de la empresa y trabajadores han trasladado al gobierno municipal de Antonio Lomba y al resto de los grupos políticos que forman parte de la corporación la situación de insostenibilidad económica que sufre la adjudicataria para continuar con el servicio.

“Desde hace meses, la adjudicataria del servicio de lapiscina municipal de A Guarda,  Transgaláica S.L., viene advirtiendo de manera constante al grupo municipal de gobierno que la continuidad del servicio y los puestos de trabajo están en peligro por las continuas y permanentes pérdidas económicas que debe soportar. Esta situación ha sido también trasladada a los diferentes grupos políticos que forman la corporación municipal». Aseguran Roberto Carrero, portavoz popular, y Celso Fariñas, portavoz de Converxencia Galega.

En palabras de Roberto Carrero, “de momento, las medidas adoptadas por el Concello de A Guarda resultan absolutamente insuficientes e ineficaces para paliar una situación económica calamitosa. Los balances económicos aportados por la empresa desde el inicio de la pandemia al Concello, al Grupo de Gobierno y a los diferentes grupos políticos, resultan muy explícitos: pérdida constante e inasumible de ingresos. Las conversaciones mantenidas por los responsables de la empresa, así como con los responsables de los trabajadores, no deben caer en saco roto toda vez que nos estamos jugando, no sólo puestos de trabajo de personas de nuestro municipio, sino también, un servicio público y de interés general como es el servicio y las actividades desarrolladas en la piscina».

Los responsables de la empresa adjudicataria han comunicado desde hace meses verbalmente y por escrito, tanto al Concello como a todos los miembros de la corporación municipal, que la situación es insostenible. A pesar de estar vigente el contrato público de adjudicación del servicio de la Piscina Municipal, la empresa se ve abocada al cierre inmediato asumiendo las consecuencias legales que el incumplimiento pudiere conllevar. El cierre de la Piscina Municipal de A Guarda, un servicio público para los guardeses y su comarca, es irremediable si no se ponen los medios municipales necesarios para ello.

«Tanto el Partido Popular de A Guarda como Converxencia, fuerzas que han presentado la solicitud del pleno extraordinario, apuntan la esperanza de que Antonio Lomba, su gobierno y socios, tengan amplitud de miras y todos juntos podamos buscar una solución inmediata y urgente para que los guardeses y usuarios de la piscina no se vean privados de un servicio público tan necesario y reconocido«, finalizan.