Preocupación vecinal en Vilariño por la colocación de cámaras que graban un camino de uso público
RUBENS // Un vecino con su nieta pasando por el camino de uso público con las cámaras enfocándolos

La colocación de cámaras de vigilancia apuntando a un camino de uso público ha generado una gran preocupación en el barrio de Tomadas, en Vilariño (Nigrán). Los vecinos han denunciado este hecho ante el Concello. La Policía Local ha elaborado un informe por una presunta violación de la Ley de Protección de Datos que elevará al Ministerio del Interior.

Los residentes de la zona se sienten intimidados al pasar por este lugar al sentir que pueden ser observados e incluso grabados sin su consentimiento. Además hay que tener en cuenta que por este camino pasan con mucha frecuencia menores de edad, especialmente los fines de semana, por lo que hay un gran malestar por el hecho de que puedan ser grabados sin el consentimiento de los padres.

Las cámaras están colocadas en la parte exterior del muro de cierre de una vivienda unifamiliar en la que reside un matrimonio. Varios objetivos apuntan hacia el lugar de paso en ambas direcciones.

Al parecer, el dueño de este circuito cerrado de vigilancia no mantiene una buena relación con sus vecinos, a los que tiene amedrentados.  De hecho, el juzgado de lo penal número 1 de Vigo lo condenó el pasado mes de septiembre a un año de prisión por un delito de lesiones con instrumento peligroso. El fallo considera probado que A.G.C. empujó y tiró al suelo a un vecino y  le golpeó la cara con una horquilla de campo en el transcurso de una discusión.

Ahora los afectados están considerando la posibilidad de cambiar de domicilio en el que viven desde 1972 porque el juicio que tuvieron con su vecino ha dado paso a la colocación de estas cámaras y tienen miedo, “eu levo viviendo aquí dende fai máis de 44 anos. Se isto sigue así temos que ir a vivir debaixo dunha ponte”, comentaba una de las vecinas afectadas.

Telemariñas quiso ponerse en contacto con el dueño de las cámaras pero nuestro redactor fue increpado e insultado por este individuo haciéndole gestos obscenos para que abandonase el lugar.

Ampliación:

Tras esta publicación los dueños de la casa se pusieron en contacto con Telemariñas para explicar que las cámaras se encuentran en una propiedad privada porque aseguran que el camino no es público.

Una portavoz de la familia atestigua que las pusieron para evitar problemas con los vecinos. A pesar de que afirman de que el camino es privado no hay ninguna indicación que lo señale. Se trata de una pista que está abierta y que da a la carretera PO-340 que une A Ramallosa con Gondomar.

Preocupación vecinal en Vilariño por la colocación de cámaras que graban un camino de uso público
RUBENS // El dueño de las cámaras haciendo un gesto obsceno a nuestro fotógrafo