Un rayo cae en una vivienda de A Guarda y provoca múltiples averías
RUBENS // Pilar con los pedazos del cuadro eléctrico de su vivienda.

A una guardesa aún le dura el susto de su vida por la gran tormenta que descargó durante esta madrugada y que continúa esta mañana en toda la comunidad gallega. 

Los hechos se produjeron poco antes de las 07:00 horas en la Avenida Fernández Albor, en A Guarda, en concreto en el número 37. Pilar Lomba, la propietaria de la vivienda, se ha despertado esta mañana con el portal de su casa abierto y con olor a quemado debido a una descarga eléctrica.

“Estaba sola en casa y quedé paralizada, sentada en cama. Cayó un rayo tan grande que se escuchó un fuerte estruendo. Se movió la mesilla de noche, saltaron todos los enchufes, el contador salió disparado, el portal está quemado, las luces, no sé todavía cuantos desperfectos causó la tormenta. Lo están valorando”, declaró a Telemariñas Pilar, todavía con el susto en el cuerpo.

RUBENS // Pilar señalando una de las averías de su casa.