La sección segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra se ha pronunciado sobre seis solicitudes de revisión de penas a condenados por delitos sexuales. De ellas, ha aceptado rebajar dos, mientras que ha mantenido las penas en los otros cuatro casos, bien porque con la nueva ley el castigo es el mismo, se encuentra dentro de los límites fijados por la LO 10/2022 o ha aumentado y, por tanto, no es más favorable a los condenados. 

En uno de los procedimientos en los que acuerda que procede la revisión, ha rebajado de seis a cuatro años la pena impuesta a un hombre que agredió sexualmente a una menor en el exterior de una discoteca de Tui. El tribunal explica en el auto que con la entrada en vigor de la LO 10/2022, la pena mínima con la que el legislador castiga ese delito ha pasado de seis a cuatro años.

La Audiencia de Pontevedra también ha rebajado, por el mismo motivo, de ocho a seis años la pena a un condenado por abusar de la hija de su pareja. El acusado fue sentenciado como autor de un delito de abuso sexual del artículo 183.1, 3 y 4 d) del Código Penal (que absorbe un delito de abuso sexual continuado de los artículos 183.1 y 4d) y 74).

El tribunal indica en la resolución que con la entrada en vigor de la nueva ley los hechos probados de la sentencia estarían castigados en el artículo 181.1.3 y 4 e), con la pena de prisión de seis a doce años, por lo que destaca que “la pena mínima no es de ocho años, sino que ha pasado a ser de seis años, razón por la que resulta más favorable para el reo”.

La sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, también ha desestimado la solicitud de revisión presentada por un condenado a cuatro años de cárcel por abusar de su sobrina porque considera que la nueva regulación no resulta más beneficiosa para el reo. Contra todos los autos cabe interponer recurso.