El equipo de investigadores liderado por los arqueólogos Eduardo Méndez-Quintas y Manuel Santonja, de la Universidade de Vigo y del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), retoman estos días los trabajos de investigación de las Gándaras de Budiño, el yacimiento paleolítico más importante y antiguo de Galicia.

Esta sería la tercera intervención en la zona, y la primera desde que se determinó que los niveles más antiguos del yacimiento datan de más de 310.000 años y se confirmó que en O Porriño vivieron los primeros habitantes de Galicia.

Los trabajos, que cuentan con el apoyo económico del Concello do Porriño, consistieron en la última campaña en una excavación de un área de 30 metros cuadrados, que complementaban la fase de sondeos arqueológicos de 2018 que dio valiosa información sobre las condiciones de formación de los depósitos geológicos y, sobre todo, de las densas acumulaciones de herramientas líticas que se encuentran en el lugar. Y es que se trata de un yacimiento de referencia para Galicia tras su descubrimiento en 1961 por Emiliano Aguirre, reputado arqueólogo impulsor del proyecto de Atapuerca.

En aquel momento se determinó erróneamente que tenía una antigüedad de unos 26.000 años, algo que llevó a concluir que en el noroeste de la Península Ibérica existía un paleolítico anacrónico y tardío respeto del que acontecía en el resto del sudoeste europeo y consolidaba la equivocada idea del retraso secular de Galicia.

En esta pequeña superficie se recuperaron ya 1.623 artefactos líticos, entre los que destacan abundantes ejemplos de bifaces y otras piezas características del tipo achelense.

El alcalde, Alejandro Lorenzo, acompañado por el concejal Marcos Martínez, visitó hoy el yacimiento para interesarse por el desarrollo de los trabajos e incidió en el “valor cultural e patrimonial que estes teñen para O Porriño xa que nos axudan a escribir a nosa historia e tamén, en gran parte, a do resto do mundo”. Incidió el regidor en que la mano del Concello estará siempre tendida para “que continuedes coa investigación e a posta en valor deste tesouro que gardou a nosa terra durante séculos”.

Los trabajos de esta tercera fase concluirán este viernes y, en colaboración con el Concello do Porriño, los niños del campamento municipal participarán en una visita guiada para conocerlos. Además, será también una jornada de puertas abiertas en la que todo aquel que quiera conocer de primera mano la excavación pueda hacerlo guiado por los arqueólogos que dirigen el estudio.