Requisan cerca de 1.300 kilos de pescado y marisco en Vigo
CEDIDA // La mercancía decomisada en Vigo.

Agentes del Servicio de Guardacostas de Galicia, dependiente de la Consellería do Mar, requisaron ayer casi 1.300 kilos de pescado y marisco en dos controles realizados en Vigo. 

Uno de ellos se llevó a cabo en una cetárea en el comprado del Berbés, donde los guardacostas identificaron a una persona y requisaron 294 kilos de buey, 434 de nécora, 214 de lubrigante y 41 de cigala que carecían de documentación.

Además, los guardacostas y el Seprona de Vigo también realizaron otro operativo en la rotonda de Guixar, en la entrada del puerto de O Berbés. Allí inspeccionaron un vehículo isotermo que transportaba 108 kilos de raya, más de 30 de anguiacho, más de 5 de rodaballo, casi 10 de salmonete, cerca de 80 de merluza, 40 de sardina, 24 kilos gallo y 20 de lenguado. Los inspectores decomisaron toda la mercancía ya que carecía de documentación que amparara su legalidad e identificaron a una persona. La mercancía requisada en estos controles fue entregada al banco de alimentos, tras comprobar que cumplía con las garantías higiénico sanitarias para el consumo.

Actuación en Corrubedo

Por otra parte, ayer en Corrubedo los guardacostas también incautaron una embarcación y decomisaron 70 kilos de pulpo y 4 kilos de pinto. Esta mercancía se requisó porque el pulpo está en veda. Además, los agentes también se hicieron con 23 aparatos de pesca e identificaron a 3 personas.

La Consellería do Mar recuerda a la ciudadanía que el consumo de marisco extraído y comercializado de manera ilegal puede suponer un riesgo para la salud al no haber pasado ningún tipo de control que lo avale. Por eso pide al consumidor que no compre producto fuera de las vías legales de comercialización.