ALFREDO

Aguantó temporales, ciclogénesis explosivas, tormentas, veranos calurosos, pero esta mañana, la cúpula de la torre del Faro de Cabo Silleiro, fue retirada por primera vez de su ubicación desde que se inauguró en 1924.

El motivo no es otro que la restauración integra que una empresa valenciana realizará en los próximos meses. Para ello, trasladará la cripta roja sujetada por la vidriera a unos 85 metros de altura y que protege el sistema de iluminación del faro, a sus instalaciones en “La Pobla de la Vallbona». Se prevé que hasta el próximo año no volverá de nuevo a presidir la torre del faro.

Mientras tanto, el famoso faro permanecerá “apagado”. Sus lentes, que llevan casi cien años flotando en mercurio, están ahora tapadas con una lona especial para protegerlas de las inclemencias meteorológicas. En su lugar, la Autoridad Portuaria de Vigo ha instalado una lámpara provisional de tecnología LED de última generación, con una lente de policarbonato circular estabilizada contra rayos ultravioleta.

Tras la finalización de las obras para convertir el faro en un hotel, alrededor de febrero de 2020, volverá a funcionar la linterna original con un nuevo sistema de lámpara, modelo MLL 1000 de tecnología LED. Esto supondrá un ahorro energético de un 60%. El alcance lumínico que se puede obtener supera las 29 millas náuticas.

De faro a hotel:

A pesar de que el faro seguirá funcionando como en los últimos 95 años, la Autoridad Portuaria de Vigo ha proyectado convertir el emblemático inmueble en un hotel marítimo, con unas espectaculares vistas del Océano Atlántico, de las Islas Cíes y de las costa de As Mariñas ((Oia). Las obras, con una inversión de más de 1,4 millones de euros y un plazo de ejecución de ocho meses, ya han comenzado hace unos días.

Los trabajos consisten en sustituir los elementos deteriorados y acondicionar la edificación a las necesidades actuales, así como vaciar interiormente las dos viviendas para disponer de un amplio local que pueda destinarse a otros usos. La obra incluye la eliminación de la estructura horizontal y la sustitución de cubiertas y todo el remozamiento de la estructura vertical y también de la envolvente. El acondicionamiento incluirá el cambio de la carpintería exterior, muy deteriorada por la climatología.

El inmueble tiene forma de C y cuenta con dos plantas de altura y una torre. La planta tiene 46 metros de largo por 11,5 de ancho. En total la planta baja mide 510 metros cuadrados y la alta, 356.

Retiran la cúpula del Faro de Cabo Silleiro para su restauración

Retiran la cúpula del Faro de Cabo Silleiro para su restauración

Publicada por telemariñas en Viernes, 19 de julio de 2019