Se derrumba parte del techo del vestuario de la piscina Mancomunada de A Ramallosa
CEDIDA // Parte del techo que esta mañana se derrumbó en la piscina mancomunada de A Ramallosa

Este mediodía se ha derrumbado parte del techo del vestuario masculino de la piscina Mancomunada do Val Miñor. El fragmento de techo, de aproximadamente un metro cuadrado, cayó sobre la zona de acceso a las duchas.

Afortunadamente el derrumbe tuvo lugar en un momento en el que el vestuario no estaba muy transitado y ninguno de los usuarios presentes en ese momento en las instalaciones resultó herido. La Policía Local de Nigrán acudió al lugar a petición de un usuario y levantó parte. El vestuario quedó cerrado al público.

El deterioro de esta zona, que había resultado dañada hace años tras un temporal, fue denunciado en su momento por varios usuarios ante el anterior director, Ignacio Patiño.

“Recordemos que la instalación estuvo cerrada durante todo el mes de agosto supuestamente para realizar una “reforma integral”. Los tres alcaldes miñoranos dieron su visto bueno a las obras con una rueda de prensa en la que pudimos verlos sonrientes subidos a las tres únicas elípticas que había disponibles en la instalación”, indican desde la plataforma de usuarios.

La realidad es que a fecha de hoy la instalación sigue presentando numerosas y graves deficiencias, como son el agua fría en las duchas, la falta de numerosas máquinas —muchas de ellas propiedad de la Mancomunidad—  e incontables problemas provocados por la falta de mantenimiento de una instalación que lleva gestionando el grupo Serviocio-Be One desde que abrió sus puertas en 2001, sin que los alcaldes de Baiona, Nigrán y Gondomar hayan sido capaces de solucionar esta situación. El suceso de hoy es una prueba más de todo lo que venimos denunciando desde hace tiempo los usuarios”, explican desde la plataforma.