Soledad García escribía hace año y medio que los libros como los niños crecen, evolucionan y los acompañan toda la vida. Bajo estas bases crea el proyecto “Garatuxas do Val Miñor” con la pintora Laine Villero y la diseñadora gráfica Natalia Guisande, formando Solaina, un grupo de fusión de arte que transforma la visión del libro.

El pasado viernes inauguraban la Feira do Libro de Baiona acercando los libros “Un paseo por Baiona” y “A walk in Baiona” a todos los públicos y visitantes de la villa más visitada de Pontevedra a través de tres roll-up itinerantes explicando la aventura de Artai, el pequeño garrano de la Serra da Groba.

El sábado, en la entrega del premio de poesía Victoriano Taibo, Soledad García ponía voz y sentimiento a uno de los poemas de Javier Rodríguez, ganador del certamen con la obra “Xeración”.

El domingo por la mañana, en la Feira do Libro de Nigrán, Solaina mostraba un stand diferente y atractivo para los niños que se acercaban a ese primer contacto con el libro a través del juego con la sirena Calíope y firmando la tabla de Tritón, protagonistas principales del libro “Un paseo por Nigrán”.

“Un paseo por Baiona” se leyó en la sesión vermut del programa “Dar de ler como quen da de beber”, que festeja la asociación Espazo Lectura para visibilizar la necesidad de defender los garranos de la Serra da Groba.

El domingo por la tarde, en la Festa do Libro de Gondomar, el auditorio Lois Tobio completó aforo en la presentación de “Un paseo por Gondomar”, su último libro que pone broche final a la saga “Dedas”, el libro que crece por el Val Miñor, acompañado de personalidades como Xulián Maure, fundador de Xerais Edicións, Xilberte Manso, profesor y arqueólogo del Instituto de Estudios Miñoráns, y otras destacadas personalidades de la cultura y de las artes.

La presentación fue acompañada de los experimentos científicos que se encuentran ocultos en el libro “Un paseo por Gondomar” de la mano de Ciencia e Movemento bajo el lema “Prohibido non tocar”.