El AECT Río Miño, en boca de su vicedirector, Uxío Benítez, pidió hoy a los gobiernos español y portugués que la decisión de poner fin al estado de emergencia portugués conlleve la apertura de las fronteras de manera inmediata.

Según apuntó Benítez, para el territorio transfronterizo del Río Miño la decisión y el anuncio que debe hacer el Estado Portugués no es tanto relativa al estado de emergencia en vigor desde el 9 de noviembre, sino sobre la apertura formal de las fronteras, ya que el cierre va cumplir tres meses en los próximos días.Non tería ningún sentido que se anuncie a non renovación do Estado de Emerxencia e non leve parella a apertura”, subrayó.

Además, el vicedirector destacó que el AECT, a estas alturas, no va a celebrar el hecho de abrir la frontera en sí mismo, toda vez que entendemos que levamos tres meses nunha ruína por unha decisión política equivocada que está a xerar un prexuízo económico”. De hecho, el nacionalista exigió a los gobiernos el anuncio de medidas concretas para compensar a los territorios como el del Miño que sufrieron un grave deterioro económico por duplicado, tanto por la pandemia en sí, como por el hecho de estar en una ubicación transfronteriza.

Además de pedir públicamente la apertura de la frontera, Benítez dio a conocer que el AECT, con el fin de llamar la atención de todas las instituciones, instaló una gran pancarta reivindicativa en el Puente de la Amistad entre Tomiño y Cerveira en la que se puede leer ‘EU Help. Open the border’, en relación a la necesaria llegada de fondos europeos para reactivar la economía de la zona.

El estudio del impacto socioeconómico encargado por el AECT Río Miño a la Universidad de Vigo sobre el primer confinamiento y el cierre de la frontera entre Pontevedra y Portugal, reveló que se producirá una caída del Producto Interior Bruto de más de ochenta millones de euros en los 26 Concellos del territorio transfronterizo del Miño sólo en ese periodo.

La caída derivada del efecto frontera en el comercio fue de un 14,18% sobre el efecto del confinamiento, y en la hostelería y restauración fue de un 16,53%. Los expertos, que ya están trabajando con los datos del cierre de 2021, señalan que el efecto y la bajada del PIB será mucho mayor en este ejercicio.