ALFREDO

Faltaban pocos minutos para las cinco de la tarde cuando saltaba la alarma de un incendio de un galpón en el lugar de Padrón, en la parroquia gondomareña de Chaín.

Hasta el lugar se desplazaron los dos únicos Bomberos del GES que había de guardia este domingo. Los Bomberos de O Porriño estaban en un rescate en Fornelos de Montes, por lo que las labores de extinción fueron muy complicadas para sólo dos personas.

Fueron unos vecinos que pasaban en ese momento por el lugar los que avisaron a la Policía Local. “Intentamos apagarlo con una manguera, pero fue imposible, las llamas eran muy virulentas”, relataba una de las vecinas. Los propietarios y dos agentes de la Policía Local rescataron a un perro y a unas seis gallinas que había en el interior que afortunadamente no sufrieron daños.

«A penas tardamos 15 minutos y al llegar atacamos de una forma más segura por el perímetro de la finca con viento a favor hasta que se nos acabó el agua del camión. Fuimos a recargar al centro de Gondomar y ya luego tuvimos el apoyo de una motobomba que nos suministró agua», indicó Óscar Arévalo, Jefe Emergencias Ges Val Miñor.

Tras controlar el incendio, «reparamos que esto era un polvorín. Hay una zona con pequeñas casitas de madera que fue lo que ardió, pero hay otra zona confinada que es lo hemos tenido que proteger porque dentro había disolventes, pinturas, material de todo tipo, era un peligro», explicó Arévalo.

Las estructuras de las casetas han colapsado lo que complicó las labores de extinción. «La lluvia nos ha facilitado un poco el trabajo, pero el lugar que era de difícil acceso y que eramos sólo dos bomberos, los trabajos se alargaron durante varias horas y se complicaron mucho», explicó el Jefe Emergencias Ges Val Miñor.

No se han producido daños personales peri si materiales. Fue necesario también cortar el suministro de la luz trifásica.

ALFREDO
ALFREDO