El pasado 29 de enero, personal de la Jefatura Provincial de Tráfico de Pontevedra que realizaba exámenes para la obtención del permiso de conducir, solicitó la presencia de la Guardia Civil.

Componentes del Grupo GIAT del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Pontevedra identificaron a un ciudadano de 44 años, con domicilio en Tarragona de origen pakistaní, al que se le detectó un teléfono móvil en el interior de la ropa, colocado con la cámara abierta, una tarjeta bluetooth y un mini auricular en su oreja que utilizaba para la realizar el examen teórico del permiso de conducción, motivo por lo que se procedió a su exclusión de la convocatoria.

Se da la circunstancia que, en el pasado mes de noviembre, fue sorprendido en los exámenes de la Jefatura Provincial de Tráfico de Tarragona con el mismo sistema, por lo que también fue excluido de la convocatoria.

Es frecuente que los componentes del GIAT del Subsector de Tráfico, realicen controles sobre los ciudadanos que realizan las pruebas del examen teórico del permiso de conducción, sobre todo de aquellos procedentes de países extranjeros, puesto que no es la primera vez que se emplea este tipo de método, incluso suplantaciones de identidad en algunos casos.

FUENTE: GUARDIA CIVIL