Conseguir que los más pequeños consuman pescado es una misión tan noble que cabe en el deber de un superhéroe. En Opromar lo tienen claro y con ese objetivo han llamado a “Súper Peixiño”, un personaje con fantásticos poderes para convencer a los niños de que comer pescado no sólo es sano, sino también divertido.

Porque un gran poder, como el que tiene este adalid de la alimentación, conlleva una gran responsabilidad. En esta ambiciosa campaña, que arrancó el pasado 23 de noviembre, la Organización de Productores de Pesca del Puerto y Ría de Marín ha contado con un gran aliado: Gadis. La firma gallega de supermercados dispone de cerca de 200 establecimientos en toda Galicia y sus pescaderías narrarán las andanzas de este héroe con capa y escamas.

La compra de pescado brindará a los niños la posibilidad de vivir mil y una aventuras gracias a unos cromos de realidad aumentada. El procedimiento es muy sencillo, ya que constan de un código QR que permitirá a los más pequeños compartir las emocionantes historias del superhéroe. Gadis también entregará el póster en el que pegar estas estampas diseñadas con el objetivo de que los más pequeños puedan interactuar con “Súper Peixiño”.

Además, la promoción incluye numerosos premios, pensando siempre en los mini-consumidores. De esta forma, los 100 primeros niñosque completen el álbum conseguirán una maqueta de ‘woodmodels’ con forma de pez, mientras que el resto de los que reúnan todas las imágenes entrarán en el sorteo quincenal de un globo teledirigido con la forma del superhéroe. Al final de la campaña, cuya duración será de un mes o hasta fin de existencias, se hará un nuevo sorteo entre todos los participantes de una estancia en un hotel para dos adultos y dos niños.

Toda la información de esta promoción podrá consultarse en los puntos de venta de Gadis, las redes sociales y la propia web de la iniciativa.

Caída del consumo y compradores de más de 50 años

La tendencia a la baja en el consumo de pescado en los últimos diez años -cerca del 20%- es un hecho que alarma no sólo al sector pesquero sino también a los especialistas en nutrición, que ven relegado este alimento por otros menos saludables, con menos nutrientes y menos vitaminas. Este 2020, además, la caída se ha visto acentuada con motivo de la pandemia y el cierre de restaurantes, donde muchos españoles elegían pescado para comer.

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, durante el año 2019, la compra de productos del mar bajó un 1,6%, debido a la contracción en el consumo de pescados, tanto frescos como congelados, así como de mariscos, moluscos y crustáceos. En promedio, cada español consumió 22,53 kilos de estos productos durante el año 2019, un 2,7% menos en relación con el año 2018.

En concreto, la compra de pescado fresco cayó un 2,4% en términos de volumen en comparación con el ejercicio 2018, mientras que el consumo per cápita de pescado fresco se situó en 9,76 kilogramos por persona y año, un 3,4% menos que la cantidad ingerida en el periodo anterior. Asimismo, el gasto invertido por persona en el año 2019 para este producto descendió ligeramente, un 0,7%, siendo de 77,84€ por persona y año. Además, el Informe del Consumo Alimentario en España de 2019 también refleja que los principales compradores de pescado son personas de más de 50 años, lo que implica la necesidad de desarrollar campañas como la de “Súper Peixiño” para animar al consumo entre jóvenes y niños/as.

Esta iniciativa se desarrolla dentro del Plan de Producción y Comercialización de OPROMAR en la anualidad 2020, cofinanciado por el FEMP y la Xunta de Galicia.