CEDIDA

En la Serra da Grova habitan animales en libertad como los caballos y las vacas, pero también hay otra fauna salvaje que pasa desapercibida a nuestros ojos. La mayoría de ellos son de hábitos nocturnos, como el jabalí, el zorro y en menor medida, el tejón.

Uno de estos bellos animales, que no pasa de los 80 cm, fue atropellado la pasada tarde por un vehículo en la carretera que une Baiona con Burgueira, ya en el Concello de Oia.

El vecino de A Ramallosa que lo encontró manifestó que lo curioso es que este tipo de mamíferos carnívoros son de hábitos nocturnos y no suele verse a plena luz del día. “En la Serra da Groba no suelen encontrarse pero si hay una importante colonia en Mondaríz”.

Los tejones son omnívoros, se alimentan de insectos, particularmente abejas y miel, de otros invertebrados, de mamíferos, de reptiles pequeños, maíz, frutas y plantas, en general, sin menospreciar la carroña.