Miles de aficionados arroparon al equipo hoy a su llegada al Estadio Municipal de Balaídos, ante la importancia de un partido que podría llevar a los celestes a otra gran final en la Copa del Rey.

La cita, ida de semifinales entre Celta de Vigo y Deportivo Alavés, arrancó a las 21:00 horas. Pero los jugadores celestes sintieron ya desde antes del partido el calor de su gente. Las peñas y miles de aficionados hicieron un pasillo al autobús del equipo vigués.

El Celta busca el pase para disputar lo que sería su quinta final en la Copa del Rey. La última la perdió en la temporada 2000-2001 ante el Real Zaragoza. El conjunto celeste no tiene todavía una Copa del Rey en sus vitrinas. ¿Llegará este año? Lo que está claro, es que dos equipos se jugarán el título el 27 de mayo, posiblemente en el Vicente Calderón.