Terminan las obras de accesibilidad del Camiño Portelos en Baredo

EL Concello de Baiona ha terminado las obras de mejora de la accesibilidad del Camiño Portelos, en la parroquia de Baredo.

El proyecto tiene un presupuesto de 36.204,22 euros (IVA excluido).El Fondo Europeo Agrícola de Desenvolvimiento Rural (Feader) financia un 75% del proyecto mientras que el 25% restante cuentan a cargo de los fondos propios de la Comunidad Autónoma y transferencias finalistas del Estado.

Las obras, se han realizado con el objetivo de mejorar la recogida de pluviales y reponer la capa de rodadura del Camiño Portelos de Baredo, se han llevado a cabo antes de que llegasen las lluvias invernales y solventar de este modo la acumulación de agua. Asimismo, con esta obra los vecinos han visto mejorado el tránsito peatonal y en el acceso a las fincas limítrofes.

Para ello se han llevado a cabo una serie de actuaciones. En primer lugar se ha realizado el desbroce y despeje de la vegetación y limpieza de las cunetas existente de unos 150m aproximadamente para posteriormente proceder a la renovación del drenaje incorporando un colector DN= 315mm con los correspondientes sumideros y arquetas.

Una vez realizado, se ha extendido la capa de rodadura del pavimento de calzada con mezcla bituminosa en caliente tipo AC16 SURF 50/70 D de 5 cm de espesor, extendida y compactada, incluyendo betún y filler de recuperación, previo riego de imprimación con 1Kg de emulsión tipo ECI.

El convenio fue rubricado el pasado mes de agosto en Baiona y se firmó al amparo de una orden de subvenciones de la Vicepresidencia, para la creación y/o mejora de las infraestructuras, dotaciones, instalaciones y equipamientos vinculados a la prestación de servicios municipales destinadas a Concellos gallegos en 2015; que está cofinanciada por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Galicia.

Este programa, al igual que la Xunta de Galicia, tiene entre sus prioridades “la mejora de la calidad de vida en las zonas rurales” y por eso el Gobierno gallego decidió apoyar económicamente a aquellas actuaciones cuyo objetivo sea mejorar las infraestructuras y equipamientos de uso público y, por tanto, de los servicios municipales que los concellos prestan a sus vecinos y vecinas.