Finalizaron las obras de saneamiento en las instalaciones deportivas Álvarez Durán, en la parroquia de Randufe. Con los trabajos realizados en las últimas semanas se puso fin a los problemas que el alcantarillado presentaba desde hace casi tres décadas con filtraciones de las aguas residuales.

Según explica el concejal de Medio Ambiente, José Martínez Tato, tras inspeccionar la canalización con una cámara y comprobar el estado que presentaba se colocó una tubería de pvc y se arreglaron las arquetas con el que eliminan completamente los vertidos y filtraciones que se venían produciendo durante años.

Ahora toda la red de saneamiento de estas instalaciones deportivas municipales pasan a estar conectadas al sistema de saneamiento.