ALFREDO // La playa A Barbeira

La Xunta de Galicia, a través de su Comité de Plan de Calor, y en el marco del Plan de Actuaciones frente a los posibles efectos de las altas temperaturas sobre la salud, extiende la situación de alerta por ola de calor nivel 3 (máximo) declarada el viernes pasado en algunas zonas de Pontevedra a toda Galicia, con una duración que se prevé hasta por lo menos el viernes de esta semana.

Meteogalicia informa desde hoy lunes, y por lo menos hasta el viernes, toda Galicia permanecerá bajo los efectos de una masa de aire muy cálida de origen norteafricano. Se trata de una situación excepcional en la Comunidad gallega, ya que además de las altas presiones que permanecerán estacionarias al norte de la península Ibérica, tendremos una DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) en el Atlántico, al oeste de la península Ibérica, que hará que la intensidad e incluso la duración de esta llegada de aire cálido sea superior a otros episodios. Esto hará que las temperaturas sean muy elevadas durante este período, tanto en los valores mínimos como en los máximos.

Sin embargo, los centros sanitarios gallegos están en sobre aviso por el previsible aumento de patologías asociadas al calor.

La situación finalizará con el acercamiento de esa DANA a Galicia, previsiblemente durante el fin de semana, ya que en ese momento tendríamos inestabilidad y por lo tanto nubes, tormentas y entrada de aire atlántico, más fresco y húmedo que ocasionaría un importante descenso en los termómetros.

Recomendaciones:

Sanidade quiere, asimismo, hacer llegar a la ciudadanía una serie de consejos que podrán ser muy útiles para estos días de calor. Se beberá más líquido del habitual sin esperar a tener sed, sobre todo agua y zumos de fruta ligeramente fríos. Se deberá evitar ingerir bebidas calientes, alcohólicas, café, té y las muy azucaradas. Asimismo, se comerán verduras y frutas y se evitarán las comidas copiosas.

Respeto del atuendo, Sanidade recomienda usar ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombreros, gafas de sol y cremas protectoras solares. El calzado deberá ser cómodo, fresco y que transpire.

En el interior de los edificios se permanecerá, a ser posible, en espacios ventilados o acondicionados, y utilizando las habitaciones más frescas de la vivienda. Durante el día, se bajarán las persianas y se cerrarán las ventanas, abriéndolas por la noche para ventilar. Asimismo, podrán utilizarse ventiladores. En los momentos de calor más intenso se refrescará el cuerpo con una ducha o con un baño en agua tibia. Además, se procurará eludir las aglomeraciones de personas en locales sin aire acondicionado.

En el exterior de los edificios se evitarán, en la medida del posible, las actividades en las horas más calurosas, se reducirá la actividad física, se procurará buscar las sombras y, cuando se estacione el coche, no se deberá dejar en el interior ni a niños ni la personas mayores, ni a ningún animal de compañía.

Asimismo, conviene no ir a la playa en las horas de máximo calor (mediodía y las primeras de la tarde). Al mismo tiempo, Sanidade señala que nunca se debe quedar dormido tomando el sol. Respeto de las cremas de protección, se utilizarán las de mayor protección posible, y nunca inferior a quince.

Recuerde que, sí tiene parientes o vecinos que vivan solos, es conveniente hacerles un seguimiento especial estos días, con el fin de comprobar que tomen las medidas recomendadas y su estado de salud es el habitual.

Desde el Centro Integrado de Atención a las Emergencias 112 Galicia recomiendan tener en cuenta los siguientes consejos en caso de temperaturas elevadas:

  • Controla el tiempo de exposición al sol
  • Bebe agua aún sin tener sed
  • Protege tus ojos
  • Cubre la cabeza
  • Usa protector solar