El Concello de Tomiño dispondrá del primer “Camiño Escolar” de la zona; un proyecto en el que el gobierno local viene trabajando desde hace tiempo y que ahora podrá materializarse con el apoyo de la Diputación de Pontevedra, a través de un convenio de colaboración que irá a pleno la próxima semana.

La obra se llevará a cabo en el tramo de la carretera provincial E. P. 3102 comprendido entre el CEP Pedro Caselles y la intersección con la nueva Avenida Baixo Miño. En la actualidad el firme se encuentra deteriorado y el itinerario peatonal presenta un ancho insuficiente estando en mal estado. En un futuro se plantea acondicionar también los caminos municipales que conectan esta zona con el centro de la villa.

El vial, propiedad de la Diputación, da acceso a varios equipamientos de Tomiño, tales como la iglesia, el cementerio y el colegio CEP Pedro Caselles, por lo que organismo provincial elaboró el proyecto “Mellora da mobilidade peonil no camiño escolar na E.P. 3102 ao CEP. Pedro Caselles”, con el cual se pretende acondicionar este tramo de la carretera con el fin de mejorar la funcionalidad de la vía y su seguridad tanto para el tráfico rodado cómo peatonal.

Las obras, por valor de 286.235 euros, incluirán la construcción de una senda para los peatones en el margen derecho y la renovación del pavimento. Además, se adaptará el drenaje de pluviales, se renovará la iluminación y se enterrarán los servicios de electricidad y de telecomunicaciones.

El Concello de Tomiño es consciente de la necesidad de aumentar la seguridad viaria en toda la red de carreteras para la protección de los colectivos más vulnerables. “O obxectivo é conformar un contorno viario seguro e tranquilo, fomentando a convivencia de todos os medios de transporte e sistemas de desprazamento, así como repartir de xeito equitativo o espazo público”, explican desde el gobierno local.

Hay que recordar que el Concello de Tomiño, con el apoyo de la Diputación de Pontevedra, se acogió en el año 2015 al proyecto socioeducativo «Camiños Escolares», con la finalidad primordial de que los niños puedan desplazarse de forma autónoma, apostando por una movilidad saludable, sostenible y segura.

Dentro de una primera etapa de diagnosis, se realizaron de aquella, actividades en las aulas del CEP Pedro Caselles y de reconocimiento en el terreno, con los grupos de 5º y 6º de Primaria acompañados por el equipo técnico que redactó el proyecto definitivo.

Otros de los ejes vertebradores de este proyecto es la filosofía de la Ciudad de los Niños; proyecto internacional apoyado por el reconocido pedagogo Francesco Tonucci (que visitó Tomiño en 2017) que intenta conseguir una mayor autonomía, movilidad, participación y seguridad de los escolares, para que puedan ir al cole y otros espacios públicos sin ser acompañados.