El Concello de Tomiño continúa con la puesta en marcha del programa de recuperación y puesta en valor del litoral del Miño. En la actualidad se están llevando a cabo intervenciones en las parcelas de gestión municipal ubicadas a ambos lados de la Ponte da Amizade, en Goián, enmarcadas dentro del Proyecto bianual de acciones para la mejora del estado de conservación del bosque de ribera en los entornos de la Atalaia y de la isla Morraceira en la Zona de Especial Conservación (ZEC) Baixo Miño, dentro de la Red Natura 2000.

La parcela ubicada en la parte norte del puente, junto a la vía de acceso, se encontraba muy degradada debido a los sucesivos depósitos de residuos vegetales realizados en ella, su uso como cargadero de madera y los movimientos de tierra sufridos debido a la construcción de la Ponte da Amizade.

Para evitar estos usos, inapropiados en un espacio natural protegido que se pretende recuperar y situado en las cercanías de un yacimiento arqueológico (la Atalaia), se procedió a la instalación de un vallado de madera, que irá acompañado de la plantación de árboles de ribera.

Por otra parte, en la parcela sur se llevaron a cabo en el pasado acciones de eliminación de nuevas plantas de eucalipto y otras plantas exóticas como la acacia. También se plantaron varias especies características de la carballeira presentes en Tomiño, habilitando una ruta botánica interpretativa con un panel de 15 placas identificativas para las respectivas especies y otras diez en un recorrido por el bosque de la ribera.

Hasta ahora, en el marco del proyecto se controló la proliferación de especies exóticas invasoras en distintas áreas de la ZEC Baixo Miño como la Isla Morraceira, aunque debido a la ecología y demografía de estas plantas, es preciso llevar acabo una labor de seguimiento y monitorización para evitar que la reaparición pueda echar por tierra el trabajo realizado.

El proyecto cuenta con una inversión de 24.197 euros, está cofinanciado por la Consellería de Medio Ambiente Territorio e Vivenda y el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y su finalización está prevista en los próximos meses.