El Concello de Tomiño incorporará este año a su personal a 20 trabajadores contratados a través de una subvención de la Diputación de Pontevedra para la activación del empleo.

Como señala la alcaldesa, Sandra González, estas nuevas incorporaciones “supoñen unha oportunidade laboral para os tomiñeses e tomiñesas que están nestes intres na busca de emprego ao tempo que permitirán reforzar e mellorar diferentes departamentos municipais que precisan máis persoal de forma puntual ou nos que se realizan traballos estacionais”.

Con estas contrataciones se cubrirán hasta nueve puestos diferentes con personal temporal contratado a jornada completa por un tiempo de entre 6 y 9,5 meses de duración, dependiendo del puesto.

Así, está prevista la incorporación de:

  • 11 Peones de jardinería (tres durante 9,5 meses y ocho con contrato de 7 meses).
  • 1 Peón de la construcción (6 meses).
  • 2 Conductores operadores de retroescavadora (uno con un contrato de 8 meses de duración y otro de 6 meses).
  • 1 Instalador electricista en general (9,5 meses).
  • 1 Mecánico de mantenimiento y reparación de automoción en general (7 meses).
  • 1 Soldador de estructuras metálicas ligeras (7 meses).
  • 1 Técnico administrativo en general (9 meses).
  • 1 Trabajador social (7,5 meses).
  • 1 Ingeniero técnico forestal o biólogo (6 meses).

Las personas candidatas deberán estar empadronadas en Tomiño, desempleadas e inscritas en el Servizo Público de Emprego de Galicia como demandantes no ocupados y que estén disponibles para el empleo, tanto en el momento del sondeo como en el de la contratación.

El Servizo Público de Emprego de Galicia será el encargado de realizar la primera selección de las y de los aspirantes. En la selección tendrán preferencia personas desempleadas de larga duración; mujeres con baja cualificación; personas con más de 45 años o chicas, especialmente con baja cualificación; personas con discapacidad reconocida igual o superior al 65% o personas con discapacidad que presenten mayores dificultades de acceso al mercado de trabajo, siempre que esta permita la realización de las funciones propias del puesto; víctimas de violencia de género; o familias monoparentales con hijos a cargo.