Día histórico para Tomiño. El jurado del ‘Vilas en Flor’ otorgó al Concello tomiñés cuatro flores de honor, la máxima distinción de este certamen que busca poner en valor el diseño, gestión y mantenimiento de los espacios verdes urbanos. Tomiño es, junto a Chantada y Allariz, uno de los tres únicos municipios en obtener el mayor distintivo.

El jurado, que visitó la localidad para evaluar distintos aspectos, destacó especialmente las intervenciones artísticas realizadas en las rotondas a través del proyecto Cultivando Paisajes, una iniciativa puesta en marcha gracias a la colaboración de la paisaxista Sinda Linda y de los viveros de la comarca con la Fundación Xabier Pousa que permitió convertir las cinco rotondas de la Avenida de O Baixo Miño en un escaparate de la actividad del viverismo, principal motor económico de la villa. Durante la resolución, el jurado quiso también resaltar “a mellora constante do Concello e o esforzo feito para sacar adiante todas estas iniciativas innovadoras”.

Para nós é un orgullo ver que da froitos todo o traballo feito ata o de agora para recuperar espazos e dar vida ás rúas do noso municipio. Fainos moitísima ilusión conseguir este recoñecemento, que é un eixo máis na visibilización do labor que desenvolve un dos sectores máis importantes para a nosa comarca, como é o viveirista”, señaló la alcaldesa, Sandra González.

Este es el cuarto año que Tomiño participa en el certamen ‘Vilas en Flor’, organizado por la Fundación Juana de Vega, la Asociación de Viveiristas do Noroeste (Asvinor) y la Asociación Galega de Empresas de Xardinería (Agaexar) con el objetivo de reconocer la riqueza natural y paisajística de los municipios participantes y la mejora estética y funcional del territorio poniendo en valor aquellas actuaciones medioambientales enriquecidas con obras de paisajismo, ajardinamiento, ornamentación floral, mobiliario urbano y espacios lúdicos.

Las Flores de Honor, que abarcan cinco niveles, se conceden a los municipios participantes según criterio de un jurado especializado formado por expertos de reconocido prestigio en el ámbito del paisajismo. El programa reconoce tanto la trayectoria como las acciones llevadas a cabo por los Concellos gallegos para mejorar y resaltar los espacios verdes urbanos, su gestión sostenible, la educación ambiental y la concienciación ciudadana en el cuidado del entorno.