Tomiño entregó el ‘Selo Revitaliza’ a 28 centros de enseñanza, centros especializados, asociaciones y locales de hostelería, un distintivo que reconoce el compromiso de todas estas entidades con el compostaje para el tratamiento de sus residuos orgánicos.

De este modo, se distingue el hacer responsable de la comunidad terapéutica Alborada, de la Asociación Vontade y del Centro de Día de Tomiño, así como seis establecimientos hosteleros: las bocaterías A Social de Estás y Cultu Tebra, el bar cafetería Vaya Punto y las taperías Casa Chaver, Casa das do Correo y Casa Faustino.

Durante el acto también se quiso reconocer la labor de los centros escolares del municipio, que cuentan con composteiros o tienen algún centro de compostaje comunitario asociado para darle otra vida a la basura orgánica. Así, recibieron el ‘Selo Revitaliza’ el CEP Plurilingüe Pedro Caselles Beltrán, el CEIP Plurilingüe de Tebra, el CEIP de Sobrada, el CEIP Pintor Antonio Fernández, el CEIP Barrantes, las Galiña Azul de Tomiño y Goián, la escola infantil Mi primer paso y las escuelas del CRA Mestre Manuel Garcés do Seixo, Estás, Figueiró, Vilameán, Vilachán, Aurora, Barro, Taborda, Forcadela, Carregal y Amorín.

La concejala de Medio Ambiente, Ana Belén Casaleiro, dio sus enhorabuenas a todos los centros escolares y especializados y a los establecimientos hosteleros galardonados  “por comprometerse coa boa xestión dos residuos e contribuír á economía circular facéndoo ademais con responsabilidade e calidade”.

Estos distintivos puestos en marcha al amparo del plan Revitaliza de la Diputación de Pontevedra “recoñecen tanto a restaurantes, comercios e outro tipo de entidades como a centros escolares que converten os biorresiduos de cociña, de comedores, merendas, xardíns ou podas nunha materia prima que servirá para alimentar os solos e pechar o ciclo que, nun futuro, reverterá en novos alimentos”.

Al amparo del Plan Revitaliza, el Concello de Tomiño comenzó a trabajar en el año 2019 en la implantación del tratamiento de los biorresiduos a través del compostaje, también con los productores singulares, aquellos establecimientos, centros escolares, asociaciones… que por su actividad generan una gran cantidad de residuos orgánicos.

Personal técnico realizó varias visitas para cuantificar la generación de residuos y proponer alternativas de gestión, tanto para los orgánicos cómo para el resto de fracciones. En función de cada caso se instalaron Unidades Modulares de Compostaje similares a las de los Centros de Compostaje Comunitarios (CCC) y composteiros individuales de 300 o 800 litros. Una vez instalados, el personal técnico continuó con las visitas para ayudar a iniciar el cambio a una autogestión de los biorresiduos, acercando ayuda técnica y resolviendo dudas.

El pasado año 2022, el Concello de Tomiño gestionó casi 660 toneladas de biorresiduos por compostaje, entre los centros de compostaje y los composteiros individuales distribuidos por las viviendas de todo el municipio. Se estima que casi el 75% de los residuos orgánicos tratados fueron a través de los composteiros individuales, gestionando casi 491 toneladas, de las que resultaron más de 104 toneladas de compost. Por su parte, a través de los centros de compostaje se recogieron casi 166 toneladas de biorresiduos, de los que se obtuvieron 35 de compost.

Esperamos que estas entidades sexan exemplo para outras que aínda non separan este tipo de residuos, algo que xa é obrigatorio por lei”, recuerda la edil, que remarca que “os datos de reciclaxe en xeral melloraron, pero dende o Concello temos que marcarnos uns obxectivos máis ambiciosos para poder cumprir coa normativa e cos Obxectivos de Desenvolvemento Sostible e poder demostrar o compromiso da nosa veciñanza co medio”.