La Plaza de O Seixo y el Concello de Tomiño.
RUBENS // La Plaza de O Seixo y el Concello de Tomiño.

El Ayuntamiento de Tomiño está llevando a cabo obras de saneamiento en los barrios de O Rexidouro, Camiño Novo, O Val, Pazos Lameira y Mosteiro, que darán servicio a 166 casas de la zona, con una inversión total de 857.018 euros procedentes de fondos propios y de los planes de la Diputación Provincial.

Estas nuevas acciones vienen a sumarse a las que se están haciendo en Carregal de Abaixo, con una inversión de 200.000 euros, y a las realizadas recientemente en el barrio de A Rocha. Está pendiente además, la adquisición de un tractor especial, valorado en más de 56.000 euros, para dedicarlo al vaciado de fosas sépticas.

De este modo, segundo indica el concejal de Vías y Obras, Fran Campo Lago, se va completando la red municipal de saneamiento de Tomiño, con el esfuerzo que significa dotar de esta infraestructura a un municipio que se caracteriza por su gran extensión,106 km. cuadrados y su dispersión,15 parroquias, con un total de 13.860 habitantes.

La alcaldesa de Tomiño, Sandra González Álvarez, lamenta la decisión del Gobierno Gallego de paralizar las obras del Trecho 3 del Colector General que ya disponían de proyecto, permisos y dotación económica por parte de la Xunta, privando del servicio de saneamiento a varias parroquias, cómo es el caso de Amorín, Carregal y Currás, que concentran cerca de 3.000 habitantes.

Al mismo tiempo, la inversión en obras de saneamiento en las últimas dos legislaturas se acerca a los 6 millones de euros, dotando así, a cerca del 60 % de las viviendas de Tomiño con esta infraestructura.