El Concello de Tomiño está desarrollando estas semanas un amplio estudio para conocer de primera mano la situación actual de las Comunidades de Montes del municipio. La iniciativa pretende conseguir información ordenada y actualizada de las 15 entidades existentes en la localidad con el objetivo de poder detectar sus necesidades y capacidades, lo que permitirá establecer nuevos campos de trabajo conjunto entre estas instituciones y la administración local.

“Estas entidades son actores fundamentais na xestión do territorio, polo que a necesidade de establecer sinerxias e ámbitos de participación e colaboración co Concello supoñen unha cuestión fundamenta”, comenta el concejal de Servicios Públicos, Lois Vázquez.

Este estudio se está llevando a cabo a través de reuniones con las comunidades, a las cuales se les envió un cuestionario previo para que pudieran recoger la información necesaria con mayor previsión, estructurándose en seis grandes bloques:

El primero pretende recoger la información básica, como el número de personas comuneras, la composición de la junta directiva, el porcentaje de hombres y mujeres que la componen y su rango de edades.

El segundo recaudará datos sobre el territorio, como la extensión en hectáreas del mismo o la existencia de superficies cedidas o alquiladas a otras entidades para su explotación. Buscará, además, obtener información sobre las especies presentes en el monte y la existencia de especies exóticas invasoras. También analizará la superficie del monte dedicada a otros usos no forestales, como el ganadero o recreativo, además de la presencia de elementos patrimoniales protegidos como petroglifos o mámoas.

Un tercero bloque irá vinculado a las instalaciones y el equipamiento con el que cuentan las comunidades, tales como naves, almacenes, vehículos, tractores o herramientas, mientras que el cuarto estudiará las actividades realizadas por las entidades, como la organización de cursos, eventos socioculturales o la colaboración con las traídas de aguas y las asociaciones vecinales.

El quinto apartado tratará sobre el empleo generado alrededor de la comunidad, tanto el referido a los trabajadores contratados de forma directa como los generados de forma indirecta. Finalizará el estudio un último bloque destinado a recaudar las necesidades de las comunidades que no estén pudiendo ser cubiertas en la actualidad.

Toda esta información permitirá conocer con mayor precisión la situación actual de las Comunidades de Montes, haciendo que sea más fácil la colaboración con las mismas por parte del Concello, contribuyendo a mejorar la gestión del territorio. El establecimiento de nuevos ámbitos de cooperación permitirá explorar nuevos usos sostenibles que ahonden en la creación de servicios ambientales, como por ejemplo, el control del sotobosque en la lucha y prevención contra los fuegos, la recuperación de pastos degradados u otras muchas iniciativas que permitan la diversificación económica.