El Concello de Tomiño comenzó la semana pasada los trabajos para renovar 217 puntos de luz situados en varios tramos de las carreteras PO-552, PO-344 y PO-553 (Ponte da Amizade), con arreglo al convenio firmado con la Diputación de Pontevedra “Iluminación Exterior Sostible II”.

Se trata de un proyecto de renovación de la iluminación pública y reducción del consumo eléctrico, con una inversión de cerca de 100.000 euros financiados en un 80% con fondos FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) a través del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía).

Los tramos comprendidos en las obras suman un total aproximado de 8 kilómetros, comenzando en el límite con el Concello de O Rosal, entre las parroquias de Tabagón y Goián; siguiendo hasta el cruce del “Empalme” y desde aquí continuando hacia el acceso al núcleo urbano de Tomiño.

La reducción del consumo de energía eléctrica que se conseguirá tras la intervención, será por lo menos de un 30% respeto del consumo actual. Las tareas que se llevan a cabo estas semanas para lograr el objetivo son el relevo de las lámparas y luminarias actuales por otras más eficientes de tecnología LED; relevo de balastros electromagnéticos por electrónicos e instalación de relojes astronómicos para control de la iluminación nocturna, entre otras.

La inversión total asciende a 98.775,44 euros, de los cuales 79.020,35 serán acercados por el IDAE y cofinanciados con fondos FEDER; 12.255,09 por el Concello de Tomiño y 7.500,00 por la Diputación de Pontevedra.

Este proxecto, co que Tomiño amosou o seu compromiso, ten como finalidade participar na transición ecolóxica cara a un modelo máis sostible que garanta o medio natural e o medio ambiente para as futuras xeracións, dando un pulo á economía baixa en carbono e contribuíndo á redución das emisións de CO2 á atmosfera e ao uso eficiente das enerxías limpas, especialmente, desde as administracións locais”, explica el concejal de Servicios Públicos, Lois Vázquez.