Guardia Civil de Tráfico
BANDALLO // Imagen de archivo de la Guardia Civil de Tráfico.

Agentes de la Guardia Civil de Tráfico han interceptado el pasado fin de semana a un conductor de un turismo que accedió a la A-55, por el alto de Puxeiros, en sentido contrario.

El conductor, de 92 años y vecino de Sardoma, tenía la intención de circular hasta Porriño por los carriles que se usan para circular hacia Vigo. Una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico observó la maniobra del nonagenario y procedió a darle el alto. El conductor no detuvo el vehículo y esquivó a los agentes, haciendo caso omiso a las señales ópticas y acústicas del coche patrulla. Afortunadamente la patrulla de la Guardia Civil de Tráfico le dio alcance y consiguieron abrirle una puerta y apagar el vehículo.

Los agentes procedieron a retirar el vehículo de la vía y acompañaron al conductor hasta su domicilio. El anciano fue denunciado por circular en sentido contrario, sanción que conlleva una multa de 500 euros y seis puntos, asimismo se le propuso para un reconocimiento psicofísico extraordinario.