Esta mañana cientos de ciclistas homenajearon a su compañero fallecido en A Guarda. Allí se encontraban, aparte de familiares y amigos, testigos que presenciaron el trágico accidente. 

Uno de los testigos, Manuel Bautista, circulaba con su bicicleta en dirección Baiona, a unos 200 metros cuando se produjo el fatal accidente en A Guarda. Manuel observó como los ciclistas “iban por el aire” tras “un fuerte estruendo”.

Manuel no se lo pensó dos veces, paró al octogenario de inmediato, y éste le respondió… “¿Qué pasa? Sólo le di a uno”. El anciano se subió al coche y se fue al bar donde supuestamente pidió ayuda.

“El ruído fue brutal. No frenó y destrozó a todos. Era como una vía de tren, ¡Boom! ¡Boom! ¡Boom! “ relató otro testigo, Julio Díaz.

Los GPS de los ciclistas accidentados registraron que circulaban a 37 kilómetros por hora en el momento del suceso, y afirman que la velocidad del coche respecto a la suya, “era muy superior”.

Fue un impacto de autopista. Un coche así no se deja con personas, y son los cuerpos de mis amigos los que destrozaron el todoterreno”, declaró un ciclista esta mañana tras rendir homenaje en A Guarda.

En el vídeo de la noticia pueden ver las declaraciones completas, el homenaje de esta mañana, y las imágenes del trágico accidente.