CEDIDA

El salón de sesiones de la casa del Concello acogió este sábado el acto de entrega de una placa honorífica a cinco integrantes de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Tui. Con esta insignia, el Concello reconoce la labor que desarrollaron durante el estado de alarma María Fernanda Esteves Abreu, Isaac Estévez Carballal, Juan Manuel González Estévez, Adolfo Pérez Paramos y Alberto Solleiro Álvarez.

El alcalde, Enrique Cabaleiro, abrió el acto recordando como la actual Agrupación de Voluntarios de Protección Civil se formó hace dos años, evocando al entonces alcalde, Carlos Vázquez Padín, y la el concejal de Seguridad, Antonio Castro, que impulsaron el nacimiento de esta agrupación.  Añadió que a aparición da covid fixo aos voluntarios de Protección Civil protagonistas involuntarios dunha situación difícil, na que o voso traballo e dedicación foi imprescindible”. Una labor que se quiso reconocer con la entrega de las placas coincidiendo con la celebración del Día del Voluntariado, y con las que se “recoñece o mérito que coma persoas tedes pola contribución que estades a facer”, señalaba Enrique Cabaleiro. El regidor tudense concluyó agradeciendo esa labor y comprometiéndose a dotar a la agrupación de voluntarios de los medios que necesitan en las tareas que llevan a cabo.

El concejal de Seguridad, José Ramón Magán, dio lectura al decreto de concesión de este reconocimiento en el que señalan las 477 horas realizadas por estos voluntarios durante el estado de alarma en el reparto de alimentos colaborando con SOS Tomiño Baixo Miño y los Servicios Sociales municipales, en el reparto de alimentos, mascarillas, en la pegada de carteles informativos, en las desinfecciones de contenedores y de las instalaciones de la Policía Local cuando se produjo un brote en este cuerpo, el reparto de ordenadores y cuadernos en colaboración con los centros educativos, en la celebración de cumpleaños infantiles e incluso en el traslado de personas mayores al médico o al supermercado.

El presidente de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, Juan Manuel González, agradeció el reconocimiento recibiendo, que los llenó de satisfacción y les motiva aún más en su labor. “Para nosotros es un orgullo. Que la gente sepa que estuvimos trabajando y haciendo lo que nos gusta con mucho cariño, ayudando, sobre todo a las personas mayores, que no podían ir a la tienda o la farmacia. Fue una satisfacción ver a los niños felices al cantarle cumpleaños feliz”.

En esta segunda oleada, los miembros de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Tui, que desempeñan su labor sin percibir ninguna retribución, colaboran con Servicios Sociales del Concello ayudando a personas mayores que no pueden ir a la tienda o a la farmacia.