CEDIDA

Así están desde mediados de diciembre los vecinos del Barrio de A Torre, en Chaín. Un barrio a poco más de un kilómetro del centro de la villa de Gondomar. «La pesadilla de estos vecinos comenzó a principios de ese mes, cuando la compañía propietaria de la línea (Telefónica/Movistar) substituyó algunos postes en mal estado que soportan el tendido del cable telefónico en la zona», comenta Antonio Araújo, de Manifesto Miñor.

“A partir de ese momento, los usuarios con domicilios en la parte superior de donde fueron sustituidos los postes, comenzaron a tener problemas, tanto en las líneas de teléfono como en las conexiones de internet, quedando sin servicio desde el 14 de diciembre”, asegura Araújo.

Justo ahí comenzó el calvario de los vecinos afectados al tener que soportar por parte de las empresas que prestan los servicios un continuo “echar balones fuera y desentenderse del problema, con excusas tan peregrinas como la situación del enmarañado de los cables que precisaría de varios operarios para resolverlo. Y mientras, los vecinos siguen sin un servicio básico, sobre todo en un tiempo de Pandemia donde el trabajo telemático, clases on- line, etc están a la orden del día”, explica.

“Desde MM consideramos intolerable esta situación, cuando a todas estas empresas y a los gobiernos se les llena la boca con el avance de la fibra óptica, mientras tenemos situaciones tercermundistas a tres minutos del centro de la villa”, afirma.

Por este motivo, MM llevará este asunto al Pleno de la Corporación Municipal de este jueves, “para que el Gobierno Municipal tome cartas en el asunto y les exija a los responsables de esta situación una solución inmediata”, puntualiza Araújo.