La Navidad se hace notar en una casa de Nigrán con un gran belén. De entre los muchos belenes que se pueden visitar estos días en la comarca de O Val Miñor, llama la atención el de la parroquia de San Pedro de A Ramallosa, concretamente en la calle Gobernador. 

Y no solo por su tamaño, de 35 metros cuadrados, y por la cantidad de elementos que incorpora, sino también porque los autores del nacimiento son un matrimonio nigransense que dedica algo más de un mes y muchas horas a dar forma al belén que lleva instalando casi dos décadas en el salón de su casa.

“Es algo que nos gusta desde siempre, y la tradición viene desde hace 18 años”. La tradición comenzó con la madre de Rosa, aunque un belén más pequeño, y ahora sigue en el feliz matrimonio nigranense que cada año lo hace más grande. Rosa y Fernando montan su gran belén poco a poco, desde principios de noviembre, y a veces, incluso se quedan hasta las dos de la madrugada. Aparte de paredes de corcho, serrín y musgo, muestra más de un centenar de figuras, que algunas utilizan pequeños motores extraídos de microondas para obtener movimiento.

El belén permanecerá montado los meses de diciembre y enero. Cabe destacar que recibe 200 visitas cada año, con entrada gratuita, y todas aquellas personas pueden visitarlo en el número 17 de la calle Gobernador, en Nigrán. Esta tarde ya recibió la visita del Alcalde, Juán González, y de la Teniente Alcalde, Raquel Giráldez.