Un “Camino por Mar” que acabó en tragedia

Danny Sheehy partió con tres amigos en el verano del 2014 del puerto de Dublín para hacer el Camino de Santiago por mar en una pequeña embarcación de madera a remos, típica de Irlanda, denominada Currach. 

Los cuatro bohemios pretendían hacer el Camino por etapas. En su primera singladura, de cinco semanas, los cuatro intrépidos robinsones llegaron hasta la Bretaña francesa. El verano siguiente, los navegantes volvieron a embarca en el Currach para poner rumbo a San Sebastián donde llegaron cinco semanas después y de ahí, a finales de junio del 2016, al puerto de A Coruña. Para poder lograr la Compostela caminaron desde el muelle coruñés hasta Santiago.

Los impulsadores de esta iniciativa recorrieron 2.500 kilómetros en un pequeño bote a remos. Pero los aventureros maravillados por la belleza de Galicia, decidieron continuar su viaje hasta Baiona, donde recalaron el pasado miércoles.

Los cuatro amigos continuaron viaje hasta A Guarda. El viernes por la tarde partían rumbo a Portugal. Pero las aguas del río Miño frenaron su viaje a remo. El Currach, de 7 metros de eslora y 2,5 de manga, volcó en la desembocadura. Los cuatro tripulantes fueron rescatados pero Danny Sheehy falleció poco después en el hospital.

Hoy, toda la prensa irlandesa se hace eco de la noticia. Danny Sheehy era un conocido poeta irlandés que escribió numerosos libros. Junto al poeta viajaban, el cantautor Glen Hansard, ganador de un Oscar; el músico Brendan Begley y el artista Liam Holden.

En su periplo, los aventureros grabaron el documental “Camino by sea” sobre la experiencia vivida en el viaje a Compostela.

Un "Camino por Mar" que acabó en tragedia
Los cuatro tripulantes a bordo del Currach.