Un coleccionista baionés que siente la pasión por los coches clásicos
RUBENS // El baionés Giuseppe Mecca posando junto a su Lancia Fulvia 3 Serie.

A Giuseppe Mecca, un vecino de Baiona de 71 años de edad, le empezó a picar el gusanillo del coleccionismo cuando falleció su mujer. 

Él mismo lo reconoce. Su afición por los automóviles antiguos se ha convertido en un vicio imparable, aunque dice que ahora tendrá que frenar un poco, ya que no tiene sitio donde meter más ‘joyas’. Giuseppe Mecca, natural de Italia y afincado en Baiona desde hace décadas, se define como un apasionado del mundo del motor, sobre todo de los que superan el medio siglo de vida. Y sus propiedades lo avalan. Su garaje guarda 33 vehículos, entre los que destacan un Lancia Fulvia 3 Serie, un Lancia Appia, un Fiat Topolino del año 1952, un Fiat 500 Belvedere del mismo año, un Dodge G8 del año 1938, un Porsche 911, y como coche más valorado, un Ford A del año 1929.

“Empecé con los coches clásicos cuando falleció mi mujer en el año 1999. Ahora estoy intentando mover un poco el ciclo, es decir, quitar alguno para traer coches nuevos. Paré de comprar porque no tengo donde meter más clásicos”, comentó a Telemariñas Giuseppe Mecca.

Empezó con uno y hoy en día tiene un surtido. Su primer coche de colección fue el Lancia Fulvia 3 Serie proveniente de Italia. Un 1003 a gasolina con el motor de serie del año 1974. “Le tengo especial cariño y además tiene un gran palmarés. Fue campeón de Galicia y subcampeón de España en rally de regularidad”, añadió Mecca. La próxima prueba en la que participará este Lancia Fulvia será el Rally das Donas, pilotado por una de sus tres hijas, que se celebra el próximo sábado día nueve de julio. Sus otras hijas llevarán un Porsche 911 y un Lancia Beta Montecarlo. La prueba arrancará desde Vigo y terminará en Sabarís (Baiona).

Muchos de los coches clásicos que colecciona este vecino de Baiona son de Italia, Estados Unidos, Bélgica y Andorra. Este tipo de vehículos calificados como ‘históricos’ por la Dirección General de Tráfico no contribuyen a las arcas municipales con impuestos, pero requieren de otros gastos que no compensan esta exención fiscal.

coches_mecca10
« 1 de 10 »