ALFREDO

Cerca de medio centenar de personas se pusieron manos a la obra la tarde del pasado domingo, para salvar la vida de una vaca enferma en una finca de la calle Otero Pedrayo de Nigrán.

Un vecino de lugar alertó a través de las redes sociales de la presencia del animal que estaba desfallecido y que llevaba varios días en el suelo sin poder moverse. La noticia corrió como la pólvora y eran muchos los que se acercaron al lugar para poder echar una mano. “Han estado todos estos días en la finca intentando levantarla por que no se movía, pero fue imposible por culpa del mal tiempo. Los dueños, con la ayuda de los vecinos, la abrigaron con una pérgola de lona para protegerla de la lluvia y la taparon con unos sacos de dormir para que estuviera seca y calentita”, explicó Eva Novas, vecina de la zona y que colaboró desde el primer momento en el rescate del rumiante.

Debido a su estado, el viernes una veterinaria le puso unas inyecciones porque no se podía levantar. Pero los días pasaban y la vaca no mejoraba, a pesar de los cuidados de los dueños y vecinos, que incluso le daban de comer. “Hoy (por el domingo) están aquí Diego y Rubén, concejales del Concello, para ver si entre todos y con un tractor con grúa, somos capaces de levantarla y llevarla para las instalaciones de Proyecto Gato en Gondomar, donde se harán cargo del animal”, señala el alcalde de Nigrán, Juan González.

Ya con la noche encima, vecinos, dueños y los ediles del Concello, sujetaron la vaca con unas eslingas y, poco a poco y con sumo cuidado, trasladaron al animal unos cien metros desde la finca hasta el remolque. Ahora, tras el calvario vivido en los últimos días, y gracias a la colaboración ciudadana, la vaca se recupera en las instalaciones de Proyecto Gato en Gondomar.