ALFREDO

A las siete de la mañana los vecinos de Vilachán en Tomiño alertaban al 112 por un encendido originado en un galpón que calcinó maquinaria agrícola, varios enseres y un coche.

Los bomberos de O GES de A Guarda y de O Baixo Miño necesitaron más de dos horas para sofocar las llamas de gran virulencia. “Cuando llegamos el galpón estaba ardiendo en su totalidad. Había bombonas y las tuvimos que retirar rápido por la temperatura elevada. También evacuamos unas gallinas de un gallinero en la parte trasera”, señala Pablo Ordoñez, Jefe Dotación Bombeiros do Porriño.

El fuego provocó mucha carga térmica e hizo que la cubierta del galpón se viniera abajo “lo que dificultó las labores de extinción”, indica. No se han producido daños personales pero si materiales. Al lugar del siniestro también acudió la Guardia Civil.