ALFREDO

Cuatro motobombas, el GES de O Val Miñor y A Guarda, cuatro retenes de la Xunta y muchos vecinos trabajan en estos momentos para sofocar el incendio forestal que arrasa el monte en Val de Martín, Baredo (Baiona).

El incendio se declaró al lado de la carretera en torno a la una de la madruga, por lo que se cree que fue intencionado. Una patrulla de la Policía Local de Baiona que en ese momento pasaba por la zona intentó apagar el fuego con un extintor, pero les fue imposible.

El incendio no está controlado. Las altas temperaturas y el fuerte viento dificultan las labores de extinción. Fue evacuada una familia de una casa por seguridad. La Policía Local también alertó al bedel del instituto Fontes de Baíña. Al lugar también acudió la Guardia Civil de Gondomar.

Este fuego recuerda a los devastadores incendios que arrasaron Galicia en el año 2017 y que se cobraron la vida de dos personas en Chandebrito, Nigrán.