El Instituto Geográfico Nacional registró a las 00:30 horas de esta noche un movimiento sísmico de magnitud 3,4 con epicentro en Vilar de Barrio, (Ourense) que fue percibido en numerosos concellos de Galicia.

Dos de las comarcas donde el seísmo se dejó notar de forma moderada fueron las de O Val Miñor y O Baixo Miño, donde las sacudidas han movido camas, sillas, ventas, puertas o lámparas.

Mari Carmen Rodríguez de Baiona, notó el seísmo en su casa de O Burgo. “Pasada la media noche sentí como se movía la cama. Fue poco tiempo, pero no me preocupó ya que como está saliendo en las noticias que en Ourense se están produciendo terremotos, no hice mucho caso. Lo pasé mal hace unos 25 años en Mos, cuando también hubo un terremoto muy fuerte. Salimos de casa muy asustados” recuerda la baionesa.

“Yo sentí el temblor un rato. El cabecero de la cama se movió contra la pared. En un primer momento me sorprendió y me quedé parada. A mi suegra, que vive en el bajo, le temblaron las piernas”, comenta aún con el susto en el cuerpo Vanesa Penedo, de Morgadáns.

Además del seísmo de Vilar de Barrio, en Laza, también en Ourense, se registró esta madrugada el mayor terremoto de los últimos 20 años en Galicia. El temblor ha alcanzado una magnitud de 3,9 en la escala de Richter según los registros históricos del Instituto Geográfico Nacional (IGN) .