ALFREDO

Manuel Vila y Águeda Ubeira nunca imaginaban que el estado de alarma les obligaría a cerrar unas semanas. Ambos regentan el obrador gondomareño “Chupipostres” dedicado a los desayunos personalizados enviados a domicilio. Hoy celebran un mes desde su reapertura, y lo hacen preparando una media de 140 desayunos a la semana que se reparten a diario a cualquier punto de España, previo encargo el día anterior hasta las 14.30 horas.

Su lema, “No vendemos cajas sino momentos personalizados”, ha hecho que cientos de clientes de todo el país confíen en ellos para repartir ilusión, amistad o cariño a esa persona que, por el confinamiento, no puedes estar con ella. “Ya hemos entregado un desayuno de pedida de mano con un anillo de 2.500 euros dentro y alguno de petición de divorcio, como el de un vecino de Vigo que se lo mandó a su mujer con el mensaje: “que te aproveche tu último desayuno”, indican los empresarios.

Antes de la alerta sanitaria, “Chupipostres” elaboraba entre 20 y 40 encargos a la semana. “Ahora la media son 140 a la semana. Es triste decirlo, pero realmente hemos cuadriplicado las ventas durante el confinamiento. Tuvimos que contratar de nuevo a la empleada que estaba de ERTE, hemos creado un nuevo puesto de trabajo y contratado también los servicios de María, una taxista que nos hace las entregas en las zonas de Vigo, O Val Miñor, Mos y O Porriño. Las que salen fuera viajan a partir de las seis de la tarde por MRW, porque es la única compañía que transporta mercancía perecedera”, señalan emocionados por el repunte de las ventas insistiendo en que la clave de su éxito, además de la calidad, está en la posibilidad de hacer los pedidos personalizarlos a la carta.

A día de hoy les siguen encargando el desayuno especial del Día de la Madre, “ya hemos vendido más de 150. Esta última semana, no sabemos porqué, los más solicitados son encargos para pedir perdón. También tenemos encargos de padrinos, que en vez de enviar dinero a sus ahijados en rosca, lo hacen en un desayuno, o pedidos para regalos de boda”, explican.

Chupipostres” ofrece ocho variedades de desayunos, desde 15 a 45 euros, con portes incluidos y, todos ellos para personalizar. El bum es tan grande que ultiman, debido a la demanda de muchos clientes, el lanzamiento de meriendas personalizadas. Además, tienen un food trucks, casi terminado, para hacer también servicios en domicilios y celebraciones.