La Catedral de Tui acoge un año más la exposición “Beléns do mundo”, organizada por la Asociación de Amigos de la Catedral de Tui. La muestra reúne más de 400 belenes procedentes de los cinco continentes formando una hermosa expresión de arte y devoción popular de más de cincuenta países representados en las vitrinas de este certamen.

Este año como novedad, hay una colección de belenes de cartulina y figura una Natividad procedente de Corea del Sur, que el pasado año envió una peregrina de aquella nacionalidad que contemplara esta exposición en su peregrinación por el Camino Portugués a Compostela.

Este año debido a las obras que están en curso en la Capilla del Santísimo y que motiva que el culto diario de la Catedral se celebre en la Capilla de San Telmo o de las Reliquias, la exposición belenística está distribuida por las naves del templo catedralicio tudense, en una nueva localización que posibilita una mayor amplitud y, consecuentemente, una mejorada visión de las obras expuestas.

Como señala el Papa Francisco, “el Belén es realmente un ejercicio de fantasía creativa, que utiliza los materiales más dispares para crear pequeñas obras maestras llenas de belleza. Se aprende desde niños:  cuando papá y mamá, junto a los abuelos, transmiten esta alegre tradición, que contiene en sí, una rica espiritualidad popular. Espero que esta práctica nunca se debilite; es más, confío en que, allí donde hubiera caído en desuso, sea descubierta de nuevo y revitalizada”.

Junto a esta exposición, ya está abierto el Belén monumental de la Catedral tudense, que llega como cada año fiel su cita, con cerca de un centenar de figuras y diversas escenas que rememoran los episodios bíblicos relacionados con el nacimiento del Cristo.

Desde la Asociación de Amigos de la Catedral de Tui, quieren expresar su agradecimiento al Cabildo de la Catedral, así como al Concello de Tui, por la colaboración prestada para el montaje de esta muestra navideña, así como a los colaboradores altruistas (María José, Loli, Sita y Lee). Toda esta labor coordinada por el presidente de la Asociación, Eduardo y su esposa Dolores, que cada año coordinan esta extraordinaria muestra belenística. La exposición estará abierta al público hasta el 10 de enero.