CEDIDAS // Dunas da Cansadoura

Los vecinos de la parroquia de Panxón, en Nigrán, exigen una actuación inmediata y de urgencia sobre los restos de las Dunas en la Praia da Cansadoura. «El estado lamentable que sufren las mismas, hace temer por la pérdida en poco tiempo de un espacio ya muy mermado hoy de nuestro empobrecido entorno natural», advierten.

Aseguran que las causas del deterioro es la ausencia de un vallado perimetral, de postes de madera y alambre igual al construido en el arenal de Lourido el verano pasado, que mitigaría su ya avanzado deterioro. «El aparcamiento justo encima del arenal y la ausencia de civismo y urbanidad de los usuarios de la playa, apuraron unos efectos erosivos y de degradación, que de no poner un cordón a su entorno será de consecuencias catastróficas y, a lo mejor, irreversibles, con la pérdida de este conjunto dunar», explican.

Los vecinos afirman que resulta paradójico «el mal trato recibido por la sociedad en general de un espacio natural, por la misma gente que viene a disfrutar de las bellezas y cualidades del mismo. A pesar de que hay un pantalán en madera a la bajada de la playa de Carreiro, los visitantes, aveces con perros, ya que se ven excrementos y huellas, que por ignorancia, pereza, falta de sensibilidad, o todo junto, optan por lo rápido y más cómodo, atajando por la duna, destrozando, insistimos ya muy degradada, el último vestigio dunar natural de esta playa».     

«Alarma también la aparición de un vallado de piedras con una disposición y construcción muy curiosa que en conversaciones con el geógrafo Augusto Alberti convendría estudiarlo de inmediato y frenar suyo deterioro«, apuntan.

Hay que recordar -dicen- la singularidad ecológica de estos espacios que son reservas de alimentos para aves. «La presencia de alguna especie endémica como el brizo de mar ya habla del valor en sí de este lugar«.

«El vecindario, sensibilizado con la duna, decidimos impulsar este escrito reivindicativo y de denuncia a las autoridades locales del Concello competente en la materia. Exigen el mismo trato, cuidado y atención que el recibido en el arenal de Lourido, con el cual estamos totalmente de acuerdo, y pensamos que se debería hacerse extensible a todos los espacios que estén así en todo el litoral del municipio», finalizan.