ALFREDO // Yaiza Suárez, donó y creó el nuevo banco de Vilas

Tras su sustracción el pasado 22 de octubre, este sábado, los vecinos de Vilas, una pequeña aldea de Morgadáns, Gondomar, reestrenaban con nueva línea el banco mirador. Cinco meses había durado el anterior. Un banco del que estaban muy orgullosos y que fuera donado por la Entidad Menor a la Comisión de Fiestas de María Auxiliadora que, con todo cariño, había colocado en “Lax do Millo”, un pequeño montículo a 400 metros de altura donde los lugareños de antaño trataban el maíz para dárselo a los animales o para autoconsumo.

Yaiza Suárez es una canaria residente en Mos que se enamoró de Galicia por sus paisajes, por su cultura y por sus gentes. Ella es la que donó el nuevo banco hecho con sus propias manos a los vecinos de Vilas. “Solía venir aquí a disfrutar del paisaje o a leer un libro. Cuando me enteré a través de un amigo que habían robado el banco, no me lo podía creer. Me dio mucha pena por la gente de Vilas, por que perdieron un rincón donde pasaban días de tristeza y de alegría y se me ocurrió la idea de hacerles uno nuevo”, señaló la novata carpintera.

Al día siguiente del robo, Yaiza compró la madera y demás materiales y se puso manos a la obra. “Como no soy una profesional de la carpintería, hice el banco con tutoriales de YouTube. Aprendí poco a poco y me llevó casi 20 días, tres o cuatro horas al día, en una fábrica donde me prestaron las herramientas y a la que estoy muy agradecida por la colaboración. Fue un trabajo muy duro que, al final tuvo su recompensa”, aseveró la creadora de este banco hecho en madera de pino y de dos metros de longitud.

El banco mirador ya está en su sitio. Él disfruta día y noche de las espectaculares vistas sobre las Cíes, el Océano Atlántico y de los concellos de la comarca miñorana. A sus espaldas, una inscripción mascada a fuego recibe a los visitantes. “Bienvenidos a Vilas 2021”. A su lado, el escudo del pueblo y la firma de la autora. “Quiero dar las gracias a la comisión de fiestas por todo. Ellos también pusieron su granito de arena. El banco está bien sujeto a la piedra, pero como lo vuelvan a robar, voy a tener que hacer otro de cemento”, bromea Yaiza.

Queremos dar las gracias a Yaiza por la donación del banco, estamos muy contentos. También queremos agradecer a todas y a cada una de las personas que ayudaron a colocarlo, a los vecinos y a la Entidad Menor de Morgadáns. Para nosotros es un elemento turismo para que la gente venga a disfrutar de las vistas y de nuestro pueblo”, comenta José Alonso, miembro de comisión de Fiestas María Auxiliadora.

ALFREDO