“ Voy a cortarlos a todos en trocitos ”, dijo un varón que falleció por un disparo de un arma de fuego oficial de un Guardia Civil

Un varón falleció tras recibir un disparo de un arma de fuego oficial de un Guardia Civil,  en acto de servicio en una actuación enmarcada en un caso de violencia de género. 

Tras recibir en la central operativa de servicios de la comandancia de Pontevedra una llamada del 112 SOS Galicia en la que se informó de un posible caso de violencia de género en la que un varón estaba agrediendo a su esposa. Tras el aviso fue enviada una patrulla del puesto de Ponteareas a la parroquia Guláns, al lugar costa sequeiros nº 36, Ponteareas ( Pontevedra ).

Al llegar a la localidad, los vecinos de la zona indicaron que un hombre, << muy nervioso y agresivo >>, se encontraba encerrado en el domicilio con un bebé y que presuntamente habría agredido a su pareja en la vía pública. En las cercanías  del domicilio, una vecina hizo entrega a la fuerza actuante del bebé que previamente le habría entregado el agresor.

El agresor se corresponde con un varón que se encontraba en ropa interior muy agresivo y alterado, gritando lo siguiente:

 “ Voy a cortarlos a todos en trocitos ”

Agredió a uno de los agentes actuantes con un objeto punzante, en el intento de volver a agredirle, el segundo agente utilizó el arma de fuego y efectuó un disparo, alcanzando al citado agresor en el abdomen.

J.F.F. fue atendido por el personal facultativo que estaba presente y una vez estabilizado es trasladado al hospital Meixoeiro de Vigo, donde falleció a las 16:30 horas aproximadamente.

En relación a estos hechos se han abierto las correspondientes diligencias. Con independencia de las actuaciones judiciales, la Guardia Civil ha iniciado el expediente correspondiente de investigación de estos hechos, de acuerdo con el preceptivo procedimiento que se sigue cuando por parte de los miembros del cuerpo se utiliza el arma reglamentaria.