135 jinetes disputarán el campeonato gallego de hípica que se celebrará en el alto de San Cosme
El Vigués Carlos Domínguez, con uno de sus caballos

La hípica gallega vivirá a partir de este viernes su gran fiesta de la temporada con el Campeonato Gallego que se disputará hasta el domingo en el Club Hípico el Alazán, ubicado en el alto de San Cosme.

Participarán 135 jinetes y amazonas, que competirán en jornadas de mañana y tarde. La entrada al recinto es gratuita. Además de las pruebas ecuestres, también se realizarán varios actos paralelos. Destaca el del viernes a partir de las ocho de la tarde, con actuaciones musicales y la oferta de una amplia zona de restauración. El Campeonato Gallego de Hípica es la prueba más importante de la temporada.

Este jueves se realizará el obligatorio control veterinario y por la tarde todos aquellos participantes que lo deseen pueden realizar su primer contacto con la pista. Para poder realizar los entrenamiento se colocarán los obstáculos a diversas alturas. La primera competición será el viernes por la mañana. La Copa Galicia marcará el inicio de tres jornadas que serán intensas. Ese mismo día por la tarde se iniciará el Campeonato Gallego.

Se disputarán las pruebas de ponis, alevines, infantiles, juveniles, jóvenes jinetes y adultos. La competición se rige por el sistema de puntuación. Cada uno de los participantes deberá acumular el mejor número de penalizaciones posibles a lo largo de los tres días para proclamarse campeón. La entrega de trofeos será el domingo a última hora de la mañana.

Según los horarios facilitados por los organizadores, la jornada del viernes se iniciará a las once de la mañana y terminará un poco antes de las ocho. El sábado será similar y el domingo comenzará un poco antes para finalizar a mediodía.

Carlos Domínguez, uno de los vigueses participantes, declaró que “es importante que el Campeonato Gallego se dispute en el Club Hípico El Alazán. En toda la comarca de Vigo hay una gran afición a la hípica. Esperamos contar con mucho público, ya que ese es uno de los objetivos”. Con respecto a sus posibilidades de ser campeón, el jinete señaló que “en la pista pueden pasar muchas cosas. Es cierto que tengo opciones, pero hay que demostrarlas en el momento decisivo”.

A la cita acudirán los mejores jinetes y amazonas gallegos. Los obstáculos tendrán una altura entre los 8,80 metros y el 1,20 metros, dependiendo de la categoría. Los recorridos no se conocen hasta momentos antes de la competición, tal como indica el reglamento.

Pero además del Campeonato Gallego, el evento será de marcado carácter familiar. Así, se ha instalado una gran zona de restauración y también se ofrecerán diversos espectáculos musicales en la jornada del viernes. En el lugar existe un amplio lugar para aparcar. El Club Hípico el Alazán, con una larga trayectoria dentro de la equitación gallega, también cuenta con ponis y una escuela para los más jóvenes. El Campeonato Gallego también se presenta como una oportunidad para promocionar la hípica entre los aficionados.