ALFREDO // La Policía Local de Baiona precintando la playa A Concheira

El jefe de la Policía Local de Baiona, Pedro Alonso, confirmó esta mañana en rueda de prensa, que desde la declaración del estado de alarma se ha tramitado una quincena de denuncias por no respetar las normas decretadas.

A las múltiples operaciones que de por si tiene que desarrollar la Policía Local, al igual que las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, se le suma la labor de identificar y denunciar a vecinos dispuestos a arriesgar la salud de todos los baioneses incumpliendo las ordenes decretas tras la declaración del estado de alarma en toda España.

Los denunciados por incumplir el confinamiento, se enfrentan a sanciones que oscilan entre los 300 y 3.000 euros mientras que los locales que no cumplan pueden ser multados con 30.000 euros.

Las denuncias se han producido tras agotarse el plazo pedagógico que durante las primeras jornadas del confinamiento permitió el gobierno español, mientras la ciudadanía se acostumbró a las normas en vigor. Estos arrestos y denuncias se producen después de otros 300 requerimientos notificados anteriormente a personas que no estaban cumpliendo el reglamento.

Por otra parte, la Guardia Civil y la Policía Local de Baiona han detenido en los últimos días a dos personas por un presunto delito de violencia familiar.

Además, se realizaron por parte de la Guardia Civil del Puesto Principal Baiona-Nigrán y las policías locales de los tres concellos miñoranos 63 controles viales con motivo del plan de control del coronavirus.