ALFREDO (archivo)

El alcalde de A Guarda, Antonio Lomba, muestra su satisfacción por la aprobación de la Cuenta General del 2019, cumpliendo así el objetivo de tener las cuentas del pasado año en plazo, para remitirlas al Consejo de Cuentas, que es el órgano que realiza la fiscalización externa.

Las cuentas del 2019 cuentan con informe de intervención favorable y también consiguieron el dictamen favorable de la Comisión de Cuentas, y finalmente en el Pleno ordinario obtuvieron la aprobación plenaria.

En estas cuentas se cumple la regla de gasto y la estabilizad presupuestaria, requisitos que se establecieron en el Plan Económico Financiero aprobado el año pasado y que fue necesario elaborar por la realización de una serie de gastos extraordinarios e inaplazables acometidos durante el 2018, como la adquisición de la Finca de Fínola por 280.000€.

La Cuenta General de 2019 traslada un superávit de 756.671 €, y un remanente de tesorería de 1.099.684€. Este remanente de tesorería posibilitó incrementar en más de 100.000€ las partidas de servicios sociales, para dar cobertura a un mayor número horas con las que cubrir la atención a la dependencia de las personas mayores, y posibilitará dar cobertura a la mayor inversión que se acometerá en la localidad en este ejercicio, relacionada con una subvención del IDAE por un importe de 1.000.000€ para el relevo de todo el alumbrado viario existente en las diferentes calles y plazas de todo el municipio por luminarias LED.

Con las Cuentas aprobadas el Departamento de Hacienda está trabajando en la elaboración de los próximos presupuestos municipales para el 2021.