La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda acaba de resolver la orden de ayudas dirigida a entidades locales para la elaboración de sus Planes de Acción para el Clima y la Energía Sostenible (PACES), una herramienta con la que planificar y adoptar medidas que apoyen la lucha contra el cambio climático desde la perspectiva local.

En total, son 187 los Concellos de Galicia que resultaron beneficiarios de esta convocatoria, publicada el pasado mes de mayo y en virtud de la cual el Gobierno gallego repartirá 956.377,96 euros entre todos los adjudicatarios.

Se trata de la primera vez que la Xunta establece este tipo de incentivos para apoyar a los ayuntamientos, entidades supramunicipales y agrupaciones de entidades locales que se encuentren formalmente adheridos al Pacto de las Alcaldías por el Clima y la Energía en el proceso de elaboración y aprobación de sus propios PACES.

Un plan de acción para el clima y la energía sostenible consiste en la elaboración de un inventario de referencia de emisiones GEI y en la evaluación de riesgos y vulnerabilidades ante el cambio climático. Así, la línea de subvenciones promovida por la Consellería de Medio Ambiente, a través de la Dirección Xeral de Calidade Ambiental e Cambio Climático, ayudará a los beneficiarios a sufragar los trabajos de asistencia técnica para la elaboración de los mismos.

De este modo, los ayuntamientos integran a la lucha contra el cambio climático como una de las variables que deben tener presente en la definición de sus políticas, tanto para reducir los gases de efecto invernadero y mejorar la eficiencia energética, como para adaptarse a las consecuencias derivadas del calentamiento global que está sufriendo el planeta.

Hace falta recordar que la realización de estos planes es uno de los compromisos adquiridos por los ayuntamientos gallegos firmantes del Pacto de las Alcaldías para el Clima y la Energía, donde uno de sus compromisos es que deberán contar con un PACES en el plazo de dos años desde la fecha de su adhesión a la iniciativa.

En ese sentido, la Xunta quiere apoyar a las entidades locales en la realización de los mismos con estas ayudas, cofinanciadas en un 80% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) y cuya cuantía varía en función de la población municipal.

Así, el importe de las subvenciones concedidas al amparo de esta primera convocatoria oscila entre los 2.479,34 euros y los 18.150 euros.

Entre los concellos subvencionados se encuentran todos los del Baixo Miño:

TOMIÑO 8.712,00 €
TUI 9.000,00 €
O Rosal. 6.000,00 €
OIA 3.993,00 €
A Guarda. 5.989,50 €