ALFREDO

El Nacimiento más famoso de A Guarda, el “Belén Benéfico de Generoso”, no se podrá contemplar este año. Las restricciones de movilidad decretadas en la villa por Sanidade y las medidas sanitarias, han obligado a su artista a no montar el pesebre “para evitar contagios”.

Generoso Cadilla es un marinero retirado de A Guarda que cada año “arma el Belén” en el puerto de la villa marinera. Con cerca de 200 figuras, algunas de ellas en movimiento para darles vida con 20 motores de microondas y más de 40 bombillas, crea un Belén, con música incluida, que cada año es visitado por cientos de personas que se acercan hasta la villa marinera para contemplar un pesebre que recrea a la perfección el Nacimiento de Jesús.

El Belén de Generoso es además benéfico, ya que las personas que se acercan a verlo, aportan donativos para ayudar a las familias más necesitas del Baixo Miño en estas fechas tan señaladas y gracias a la colaboración de SOS Tomiño.

Este año he decidido no montarlo por culpa del COVID-19 y para que la gente no se contagie, pero para el año que viene estaremos de vuelta con más sorpresas”, señala Generoso, quien quiere pedir disculpas a todas las personas que se acercan todos los años hasta su casa para ver el Belén y que esta vez no va a poder ser.