A Guarda se une al Shoe tossing con una farola de zapatos “colgados”

En ocasiones, y cada vez con más frecuencia, podemos ver al pasear y levantar la vista calzado deportivo atado entre sí mediante los cordones y de los cables del tendido eléctrico, o como en este caso, “colgados” en una farola del municipio de A Guarda.

Aunque son varios los posibles lugares de origen de esta costumbre, donde la mayoría de fuentes coinciden en señalar que, esta moda de colgar las zapatillas de deporte de ese modo, se originó en los barrios marginales de las grandes ciudades de los Estados Unidos y es conocido con el nombre de << Shoe tossing >> o zapatos colgantes.

Al parecer, en el caso de esta farola ubicada en el paseo marítimo de A Guarda, el motivo es marcar y delimitar el territorio sobre el que una pandilla o grupo ejerce el dominio.

 

Finalización del servicio militar en el que se colgaban las botas militares frente a los cuarteles

Este es otro argumento que está ampliamente respaldado por fuentes provenientes de España, y que indican que la moda se inició a las puertas de los cuarteles de este país a mediados de los años 90.

Pero también hay quien ve en el << Shoe tossing >> una expresión artística de rebeldía e inconformismo por parte de la juventud, como si de una muestra artística callejera se tratase, recibiendo el nombre de << Shoefiti >>, nombre establecido por Ed Kohler en el año 2005.

El término << Shoefiti >> está formado por la palabra inglesa shoe (genéricamente calzado) y el final del vocablo grafiti.