El Concello de A Guarda pone en marcha el proyecto “Merézome un respiro” (Concilia covid), programa de Respiro familiar con el que responder a las necesidades de las familias con personas con diversidad intelectual residentes en el Municipio.

La actual situación vivida por la crisis sanitaria de la covid-19 tuvo un impacto muy considerable en la vida de muchas personas, pero en las personas con diversidad intelectual, y especiales dificultades, mucho más, ya que es unos de los colectivos más vulnerables.

El confinamiento y las actuales medidas preventivas derivadas de la situación de la pandemia en el Concello, obligó a cerrar temporalmente los Centros de atención. Las personas con especiales dificultades, como son los usuarios del Centro San Xerome, se vieron en el deber de permanecer en sus casas por períodos de tiempo largos, teniendo que prescindir tanto de los apoyos profesionalizados que favorecen su desarrollo, tanto físico como emocional, sensorial, cognitivo, etc… como de sus relaciones sociales, personales y afectivas.

Para muchas de las personas con grandes necesidades de apoyo, perder sus rutinas supone un gran deterioro, tanto a nivel físico como a nivel cognitivo, emocional, etc… Por otra parte, en este período sus familias se vieron transformadas en cuidadoras las 24 horas del día, 7 días a la semana, durante varios meses…

Con el proyecto “Merézome un respiro”, se están realizando, -y se realizarán hasta el 31 de diciembre-, diversas intervenciones de apoyo individualizado a las familias y personas usuarias del Centro de día y Centro educativo de San Xerome, en los períodos en los que las personas usuarias no puedan acudir al Centro por causas motivadas por el covid-19. Esta semana comenzaron ya los primeros apoyos individualizados, en distintos contextos y espacios abiertos del entorno, prestados por distintos profesionales de la Asociación San Xerome, para garantizar que los servicios a las personas y familias beneficiarias del proyecto respondan plenamente a sus necesidades.

El proyecto está financiado por la Diputación de Pontevedra, mediante las ayudas extraordinarias dirigidas a Concellos de menos de 50.000 habitantes para la prestación de actividades de apoyo a las familias para hacerle frente al impacto del covid-19 durante el año 2020, desde la estrategia local para la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.