El Trail do Trega coronó a Adrián Rodríguez, en la categoría masculina, y a Eva Piñel, en la femenina, y recuperó para el atletismo a Julia Vaquero. En una emblemática séptima edición, los deportistas volvieron a demostrar en A Guarda su compromiso con la competición.

Todos ellos dieron además un ejemplo de como realizar los protocolos sanitarios. Nadie se saltó las normas. Todos las cumplieron. A rajatabla. Pudieron comprobarlo Antonio Lomba, alcalde de A Guarda, Montserrat Magallanes, concejala de deportes y turismo, y Gorka Gómez, diputado provincial de deportes. La carrera reunió a 300 participantes que la afrontaron en grupos de diez que salieron cada 30 segundos.

Fueron 14 kilómetros exigentes y duros, según todos los participantes. El buen tiempo favoreció la realización de la prueba que se realizaba por el complicado recorrido en el emblemático Monte Santa Trega. Adrián Rodríguez fue el que ocupó la primera posición en la clasificación general con un tiempo de 1:08:01. Alex Goberna fue segundo al parar el cronómetro en 1:08:38, y, el tercero, fue Daniel Pazó, que finalizó con 1:09.32. La mejor en la categoría femenina fue Eva Piñel, que conquistó el triunfo con 1:27:12. En el segundo puesto se clasificó Vanesa Villa, con 1:30:17, mientras que Tamara García fue tercera con un registro de 1:30:34.

El Trail do Trega volvió a ser un referente con la presencia de Julia Vaquero. La atleta que fuera olímpica volvió a demostrar su clase y talento después de mucho tiempo alejada de la competición. Hace unos meses que comenzó los entrenamientos y en la prueba que se realizó en su villa natal confirmó que sigue conservando toda la calidad deportiva de antaño.

Julia Vaquero llevó el dorsal número uno, el que le otorgó la organización como especial distinción por su brillante palmarés atlético. La deportista lo llevó con orgullo. Como el que sintieron los participantes de compartir la carrera con ella. Antes de la carrera se le acercaron muchos de ellos, para saludarla y también para hacerse fotos. Lo mismo sucedió tras el final. La deportista reconoció que “es duro el recorrido, pero disfruté. De eso se trataba. De volver a disfrutar con el atletismo”. Aunque poco importaba para ella el lugar que ocupó al final, fue la tercera mejor atleta femenina de A Guarda.

La atleta olímpica reconoció que “es muy bonito que existan este tipo de pruebas. Que participe mucha gente. Eso quiere decir que el atletismo está vivo”. La atleta mostró varias veces las zapatillas con las que afrontó la carrera y agradeció todas las muestras de respeto y admiración que recibió.

El Trail do Trega cumplió una séptima edición cargada de simbolismo. Los 14 kilómetros se convirtieron también en un desafío para Serafín Martínez, el organizador, pero también para el Concello de A Guarda y la Diputación de Pontevedra que apoyaron el evento desde que se planteó su celebración. “Un gesto y apuesta que se debe aplaudir”, señalaron las autoridades.